¿ESTÁS CONSTRUYENDO CREDIBILIDAD EN TUS REDES? 

Por Marta Sigarán Gerente de país CCK El Salvador. 

 La foto en Facebook de mi carrera matutina, la imagen de la rica ensalada que almorcé en Instagram, mi queja sobre el tráfico en Twitter, ¿Están construyendo credibilidad en mis redes? 

Cómo todo en las comunicaciones es relativo, la respuesta a la pregunta previamente planteada es: depende. Depende de mi audiencia, depende de la credibilidad de mis imágenes, de la honestidad de mi mensaje, depende si busco ser un influenciador en mi industria, si soy un líder empresarial o un político, entre otros. 

Día a día nos encontramos conviviendo con el mundo paralelo de las redes sociales, la era digital nos permite tener varias vidas e incluso alter egos, todos conocemos personas con alter egos saludables en sus redes o alter egos de empresas perfectas, pero la verdadera pregunta es ¿Cuál es la intención de tener redes sociales? ¿Qué buscamos obtener de nuestra audiencia? 

En el más reciente estudio de CCK “¿A quién le creen los centroamericanos 2?” el 42 % de los salvadoreños indicaron no confiar en ninguna persona y al hablar de las instituciones este dato se incrementa a un 48%. Al consultarles el por qué no creen, hacen referencia a atributos como honestidad y transparencia. 

¿Cómo podemos mejorar nuestra honestidad y transparencia en las redes? Para nuestras marcas es fácil, debemos mantener nuestras publicaciones honestas y creíbles, que destaquen el impacto ético empresarial y la cercanía con nuestros consumidores. Las redes personales o de los líderes empresariales deben manejarse de igual manera, presentándonos, transparentes, reales y cercanos. 

Uno de los principales investigadores del estudio David Fallas, director estratégico de CCK destacaba que con el uso cada vez más frecuente del mercadeo a través de influenciadores, es importante considerar la diferencia entre influenciador y líder de opinión, ya que ambas categorizaciones corresponden a individuos que influyen en la opinión de otras personas, sin embargo, los influenciadores tienen gran incidencia en audiencias presentes en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube. Por otro lado, los líderes de opinión pueden tener presencia en redes sociales, pero no tiene que ser este espacio su principal canal de comunicación. 

Los salvadoreños son muy críticos a la hora de hacer un análisis de confianza, reconocen a las personas con capacidad y conocimiento, sin embargo, estas características no serían suficientes si son individuos deshonestos. La credibilidad está asociada a los valores, en especial a la honestidad y a la ética profesional y esos deben ser reflejados en las plataformas digitales.