Los 10 segundos clave para acercarnos a nuestras audiencias

Por: Fiorella Díaz

Studio Producer

CCK Centroamérica

Nuestro cerebro procesa más rápido el video que el texto, según una investigación realizada por Forrester Research esto sucede porque el video genera una conexión emocional más fuerte al poner en funcionamiento dos de nuestros cinco sentidos: la vista y el oído.

Si en los primeros 10 segundos del video logramos captar la atención de nuestra audiencia, hay una mayor probabilidad de que se queden viendo el contenido completo. Sin embargo, aunque el formato de video sea atractivo, la clave siempre estará en el contenido. La historia, la selección de las imágenes, la música y los protagonistas son fundamentales en este proceso y deben partir de un pensamiento estratégico alineado a la marca o la empresa para la cual se crea.

El objetivo con el desarrollo de un video es transportar a las personas a ese momento específico que ven en la pantalla y hacerlos sentir alguna emoción. Por ejemplo, si vemos a una niña saltando en un parque, donde la brisa de los árboles hace que su cabello flote en el aire, escuchamos el sonido de su risa, vemos a otros niños alrededor jugando con papalotes, sonriendo y divirtiéndose, sin duda nos generará un sentimiento de felicidad, una reacción positiva o incluso, nos hará recordar cuando éramos niños.

¿Por qué sucede esto con los contenidos audiovisuales? La razón principal y algo que nunca debemos olvidar cuando producimos, es que nuestras audiencias son personas con emociones, sueños, miedos, recuerdos y, por ende, entre más real y transparente sea la historia que contemos a partir de un video y utilicemos los recursos de una manera estratégica, más identificación, engagement y empatía podemos generar en ellas.

Un video vale 1,8 millones de palabras. Hay una frase muy conocida del Dr. James McQuivey de Forrester Research que dice que un video vale 1,8 millones de palabras. ¿Por qué? Según su cálculo, un segundo de video son 30 cuadros por segundo, es decir, 30 imágenes estáticas; si relacionamos lo anterior con la conocida frase “una imagen vale más que 1000 palabras”, un segundo de video son 30 mil palabras, por ende, 1 minuto o 60 segundos equivalen a 1,8 millones de palabras.

Esta metáfora explica el gran valor que tiene el contenido audiovisual en las estrategias de comunicación, ya que a través de esta podemos transmitir mucha información en poco tiempo, y a la vez, generamos mayor empatía y recordación de las marcas por parte de nuestras audiencias.

Cuando se trata de utilizar el recurso audiovisual en estrategias de comunicación nos encontramos resultados muy positivos.

A lo largo de 30 años, la creatividad estratégica ha sido parte fundamental de CCK. Por eso, desde el área de CCK Content Studio nos enfocamos en la construcción de historias con contenido inspirado en la gente, historias humanas e innovadoras que aportan valor a las personas e impactan los objetivos de negocio de nuestros clientes. En CCK creemos que si hablamos el mismo idioma de nuestras audiencias y nos ponemos en sus zapatos, generaremos una relación sólida y duradera con ellas.

2018-07-31T15:18:20+00:00julio 31, 2018|