Las relaciones empiezan por el contenido

Por Karol Jiménez

Gerente CCK Panamá

Para nadie es un secreto que, en el mundo de los negocios, las relaciones que perduran en el tiempo generan una enorme estabilidad a nuestros accionistas, clientes, proveedores, colaboradores y al negocio en general. Factores como el conocimiento, empatía, cercanía, confianza, ética y lealtad son elementales en la ardua tarea de mantener y cuidar estas relaciones. Todos ellos están estrechamente ligados a una dinámica de interacción y vinculación entre nuestra empresa y nuestras audiencias.

Es importante destacar que nuestra reputación está basada en la percepción que las audiencias tengan sobre nosotros y nuestra empresa: lo que el público conozca, opine y la forma en que actúe con respecto a la marca dependen en gran medida de lo que digamos o hagamos, e incluso podría estar condicionado por nuestro entorno.

Peligrosamente, en la actualidad, la reputación está más expuesta que nunca, sobre todo por el acelerado avance y la masificación de la tecnología. En este momento, lo que digamos o compartamos es tan fácilmente replicable como olvidable. Por esta razón, creemos que el contenido de valor que generen las empresas para sus audiencias, sobre todo en plataformas digitales, debe ser más inteligente hoy que en cualquier otra época en que se haya analizado el tema.

Los mensajes deben tener sentido estratégico y coherencia: deben responder a los objetivos de la compañía, pero también a los intereses de nuestros lectores, pues a través de esta ocasión de lectura podemos crear una oportunidad de acercamiento y afinidad.

Nuestras audiencias reaccionan positivamente al contenido de valor: contenido que aporte a sus vidas, a sus trabajos, a su crecimiento social y laboral. En cuanto una marca o una empresa descuida la relación que ha construido con sus clientes, mediante mensajes que carecen de pensamiento, pone en peligro la sobrevivencia del negocio.

Compartimos algunas recomendaciones que nos permitirán crear un contenido adecuado y personalizado para nuestras audiencias:

  • Primero analice el posicionamiento de los canales digitales de su empresa: sitio web, blogs, ebooks y redes sociales, entre otros.
  • Entienda el comportamiento de su competencia para así crear un contenido innovador y diferenciado que llame la atención de sus audiencias.
  • Humanice los contenidos, mediante historias reales que apelen a los sentimientos y emociones de sus clientes.
  • Prepare y publique contenido con regularidad y defina una frecuencia que sea justa para su lector.
  • Defina indicadores precisos que le muestren el nivel de éxito o áreas de mejora de las acciones realizadas.

Estas acciones le ayudarán a tener una mejor noción de lo que se espera de la compañía. Recuerde que las relaciones se construyen mediante una comunicación inteligente, clara y honesta. Con gusto le podemos ayudar.

 

Si desea conocer más sobre comunicación y relaciones públicas y cómo podemos apoyarlo en Centroamérica, escríbanos a info@cckcentroamerica.com

2018-03-06T13:36:38+00:00marzo 6, 2018|