Por Layla Poveda, COO de CCK

 

Una empresa puede considerarse exitosa o líder en su industria o mercado por distintas razones: por sus ventas, rendimientos, posicionamiento o incluso por su ambiente y cultura organizacional. La compañía que alcanza y se destaca en alguna o varias de estas áreas, definitivamente, cuenta con líderes empresariales en su dirección que, en su gran mayoría, se destacan por las siguientes 10 características:

  1. Son visionarios e innovadores, siempre con un proyecto o idea en mente.
  2. Piensan de forma analítica y estratégica considerando todos los factores que impactan el negocio.
  3. Son lectores curiosos y fervientesatentos a cualquier cambio en el entorno de negocios que les permita tomar decisiones y actuar de manera oportuna.
  4. Se atreven a asumir riesgos y a probar cosas nuevas sin perder la dirección y estabilidad de la organización.
  5. Son valientes y siempre asumen la responsabilidad final por las decisiones que se toman en la empresa, la responsabilidad nunca se delega.
  6. Están orientados a los resultados que contribuyen a los objetivos de la compañía.
  7. Hablan con la verdad y demuestra su forma de pensar a través del ejemplo, eso no implica compartir toda la información pero si la correcta.
  8. Son comunicadores asertivos y escuchan activamente generando empatía con las personas con quienes se relacionan.
  9. Adaptan su estilo de liderazgo según las necesidades de sus colaboradores y saben cuándo enseñar, cuándo guiar o cuándo delegar.
  10. Sirven a los demás, procurando que su equipo esté bien, que crezca y que alcance los objetivos propios y los de la empresa. Un líder no está en su puesto para servirse a sí mismo.

Con el fin de mantener nuestro liderazgo en la región de Centroamérica, en CCK procuramos formar líderes que compartan esta visión y que potencien las capacidades de cada uno de nuestros colaboradores, definimos metas claras de hacia dónde vamos y hacia dónde queremos llegar, mantenemos una comunicación abierta, sincera y cercana con los socios, colaboradores y demás stakeholders y avanzamos, cambiamos, evolucionamos, estamos en constante reinvención de nuestro negocio, pues lo que nos trajo hasta aquí no necesariamente nos llevará hacia donde queremos.

Los líderes debemos afrontar los cambios como oportunidades para crecer y hacer crecer nuestro negocio. Son momentos ideales para analizar su empresa, su quehacer, su entorno, su industria, para potenciar sus capacidades y maximizar sus resultados.