Por Alejandra Aqueche, Gerente de País Guatemala.

El éxito lo define el poder de sus relaciones

Los seres humanos necesitamos crear y fortalecer vínculos, a nivel emocional, familiar y profesional. Pero, ¿por qué inicio este artículo abordando el tema de las relaciones personales?  Porque las empresas están conformadas por gente, y el éxito empresarial se define en gran medida por su relación con el grupo de personas que conforman sus audiencias, como por ejemplo: colaboradores, socios, clientes, prospectos, medios de comunicación, gobierno, gremiales, cámaras etc.

En Guatemala, gran parte del esfuerzo comunicacional y presupuestario de las empresas se enfoca en la publicidad, pero este esfuerzo pierde fuerza si la empresa no ha complementado su estrategia de marketing con una efectiva estrategia de comunicación y relaciones públicas.  La comunicación es ese puente de acercamiento donde las opiniones se van formando derivadas de un conjunto de percepciones.  Pero para lograr este objetivo, el paso esencial es crear un vínculo racional y emocional con mis públicos de interés, es ahí donde encontramos la importancia del rol de las relaciones públicas en el ámbito corporativo.

Por definición las relaciones públicas son una disciplina de comunicación bien estructurada que crea, fortalece y mantiene vínculos entre la empresa o marca con sus audiencias, estas relaciones tienen el poder y la misión de logar los objetivos de negocio.  Principios importantes a tomar en cuenta en este punto son: Toda empresa se debe a sus públicos, una empresa que no comunica no existe, una empresa con mala reputación fracasará, una empresa que basa su comunicación en falsedad y engaño desaparecerá.  Seguro que alguna de estas frases puede asustarnos, así que es importante que paremos unos minutos y nos preguntemos ¿qué estamos haciendo para mejorar y medir el éxito de nuestra comunicación empresarial?.

Como expliqué al inicio del artículo, todos los seres humanos tenemos la necesidad de relacionarnos, las empresas también lo necesitan, si quieren sobrevivir en el mundo de los negocios y situarse entre los grandes, las relaciones conforman bases sólidas para lograr el éxito, la comunicación mal gestionada con colaboradores, clientes, prospectos o medios de comunicación pueden desembocar en crisis que afectan negativamente la imagen de cualquier empresa.   Al contrario, las relaciones y comunicaciones bien gestionadas pueden convertir a una audiencia en un influenciador y embajador.  Y sobre todo ahora que vivimos en el mundo de la comunicación 3.0, donde los influenciadores no solo generan comunicación de boca en boca, también utilizan todos los canales digitales a su disposición para dar a conocer su opinión, sea buena o mala.

Cada vez es más común que la gente que busca comprar un producto o contratar un servicio, busque recomendaciones a través de Internet para tomar decisiones, y definitivamente cabe la posibilidad que este prospecto pueda dejarnos a un lado  por una mala referencia que encontró de nuestra empresa o producto en la web.

Así que, mi recomendación es que aplique una fórmula infalible para alcanzar el éxito en su comunicación: identifique a sus públicos, cree relaciones y fortalezca vínculos, establezca mensajes específicos para cada público, enamórelos y conviértalos en influenciadores, mida y evalúe sus resultados de negocio… vuelva a empezar.

Conozca más sobre alejandra acá https://cckcentroamerica.com/quienes-somos/ o escribale a aaqueche@cckcentroamerica.com