Por Marta Sigarán. Gerente de País El Salvador.

Cuando inicié en el mundo de las relaciones públicas, aun se tenía el estereotipo de la mujer de la “mano helada”, aquella ejecutiva elegante que organizaba y atendía los cocteles de las empresas.

En ese entonces la industria de las relaciones públicas era diferente a la que se tiene actualmente en El Salvador, se encontraba orientada a la realización de eventos y a la generación de relaciones con la prensa. Mis primeros clientes que solicitaron un servicio integral de relaciones públicas y relacionamiento con diferentes Stakeholders fueron una multinacional y una nueva empresa farmacéutica que llegó al país.

Poco a poco las relaciones públicas con un enfoque más completo fueron tomando terreno, las universidades crearón técnicos y carreras puntuales de comunicación y relaciones públicas y las empresas e instituciones también comenzaron a verlo como una necesidad en sus planes de mercadeo, los cuales ya integraban cada área de las comunicaciones como un complemento.

Uno de los factores que comenzó a posicionar la industria en el país, fueron las crisis de opinión pública que pasaron diferentes empresas, quienes encontraron en las relaciones públicas la oportunidad para afrontarlas, restablecer su imagen y prepararse ante cualquier eventualidad que pudiera afectar su reputación.

El servicio de relaciones con la prensa ha tenido un crecimiento constante, cada vez más los medios de comunciación ven a las agencias de relaciones públicas como aliados de contenido y valor noticioso.

Durante los últimos años la industria se ha tranformado gracias a los avances tecnológicos y el crecimiento de las redes sociales. Hoy más que nunca, es necesario estar preparados de cara a situaciones que pudieran afectar la reputación de la  empresa o detectar oportunidades, todo en tiempo real.

CCK El Salvador ha desarrollado estrategias integrales de comunicación para diversas industrias, con una particular especialización en el tema de crisis donde hemos apoyado a empresas de diversas industrias como Banca, Pensiones, Construcción, Multinacionales de distribución de alimentos, supermercados, entre otros, a prepararse para posibles situaciones críticas, con la creación de manuales de crisis, talleres de simulación y entrenamientos de voceros.

Las relaciones públicas en El Salvador seguirán evolucionando y por eso nuestro equipo está en permanente capacitación y súper conectados para mantenernos actualizados.