Por: Laura Salas, Reputation Advisor. 

Sin duda, uno de los grandes retos que actualmente enfrentan las empresas es la de potenciar líderes camaleónicos, es decir, aquellas personas con la capacidad de adaptarse a las necesidades y a las diversas maneras de trabajar de los grupos generacionales que conforman sus organizaciones.

Aunque el desafío es grande, el resultado puede llegar a ser sumamente poderoso pues una empresa que logra adaptarse a cualquier circunstancia, innovar y mejorar el desempeño de sus colaboradores, enriquecerá no solo el trabajo sino también el desarrollo profesional y sobre todo personal de quienes son la razón de ser de su éxito: su gente.

Pero ¿cómo logramos potenciar este liderazgo y lograr esa versatilidad de adaptarse a las circunstancias?

Rescato seis consejos clave que John Maxwell -escritor, coach y conferencista internacional- recomienda para potenciar el liderazgo:

  1. Valorar realmente a las personas: cuando valoramos a quienes nos rodean aprendemos a creer en ellas y empezamos a generar influencia, un aspecto vital para ser exitosos y desarrollar el liderazgo que está en cada uno de nosotros.
  2. Priorizar su vida: Las personas exitosas son las que logran priorizar sus vidas y lo que tienen que hacer. Debemos empezar por priorizar nuestros dones y fortalezas y aprovechar esto para ayudar a otros. Cuando yo descubro lo que hago bien y lo utilizo para ayudar a otros llego a ser un líder.
  3. Fortalecer su interior: definitivamente un buen líder es auténtico por eso debemos trabajar nuestro interior. Sin duda, esto nos permitirá mantenernos humildes tanto en el éxito como en el fracaso sin exagerar nuestra importancia, sin caer en la arrogancia y sin desanimarnos.
  4. Tener una buena actitud: la brecha más amplia entre las personas exitosas y las que no lo son, está en la forma en la que piensan.
  5. Creer en uno mismo: En vez de preguntarse ¿puedo? pregúntese ¿cómo puedo? pues ya determinó a su mente que lo va a hacer.
  6. Mejorar su vida todos los días: Para crecer todos los días tiene que ser intencional: uno crece a propósito. Todo lo que vale la pena es cuesta arriba. Nadie llega a la cima por accidente.

Este proceso de formarse como líderes nunca termina, por eso en CCK, empresa de comunicación y relaciones estratégicas, creemos en la importancia de continuar desarrollando habilidades comunicativas pues al fin de cuentas un buen líder nunca deja de tener pruebas, de fracasar, de aprender, de mejorar y de intentarlo de nuevo.

Si deseas conocer más de este tema contáctanos a  info@cckcentroamerica.com