Por Gabriela Ruiz, Coordinadora Regional de Talento

Mucho se habla de las tendencias y demandas de las diferentes generaciones a nivel laboral, pero ¿cómo alinear los esfuerzos y gestionar el talento en una empresa? El secreto está en tener una estrategia que responda a los objetivos de negocio y sea consecuente con la cultura empresarial.

En mi criterio, los aspectos más importantes de la gestión del talento son:

El poder de las relaciones. Procurá construir relaciones duraderas con los colaboradores. Esto quiere decir que debés conocer sus motivaciones, fortalezas, hobbies y aspiraciones, para así diseñar programas que estén alineados con sus intereses, desarrollo profesional, personal y calidad de vida. En CCK nos dimos cuenta de que la gran mayoría de nuestra gente le encanta hacer ejercicio, por eso creamos el equipo CCK Runners, en El Salvador y Costa Rica, que entrena y participa en actividades locales.

Liderazgo de alto nivel. Los líderes siempre serán, en gran medida, los responsables del desarrollo y crecimiento de su gente. Sin embargo, las áreas de talento o recursos humanos deben comprometerse a brindarles herramientas que les permitan actuar y propiciar la motivación, reconocimiento y desarrollo de cada individuo. Por otro lado, los líderes no se miden por la cantidad de títulos, sino por la calidad de sus acciones. Iniciá por ser cercano a tu gente, al grado que personalicés tu trato con cada miembro del equipo, predicá con el ejemplo, tené disposición de “arrollarte las mangas” y, sobre todo, trabajá duro para ser una fuente de inspiración y aprendizaje. Otras prácticas sencillas y de gran valor son: realizar sesiones de feedback constante, resaltar el trabajo sobresaliente de manera personal o aplicar test de estilos de personalidades.

La aclamada flexibilidad. Los Millenials nos han dejado claro que uno de los aspectos que más valoran es la flexibilidad, la cual les permita mantener un balance entre lo profesional, personal, familiar, social y hasta académico. Un ejemplo de ello puede ser la creación de un programa que vaya en beneficio del empoderamiento y manejo del tiempo. Luego de un año de haber incorporado el horario flexible y teletrabajo, en CCK seguimos creyendo que hemos fortalecido aún más la productividad y el bienestar de nuestra gente. Es muy importante considerar, en caso de incorporar prácticas de este tipo, que la propuesta requiere de un análisis y planificación interna que contemple desde aspectos tecnológicos -computadoras, acceso a la nube, seguridad-, creación de políticas -en caso de no haberlas-, responsables de supervisión, control de cumplimiento de metas, etc.

Actualmente, invertir en una buena gestión del talento se traduce en motivación, mejoras en los niveles de productividad, proyección para atraer a los mejores profesionales del área, se incentiva la creatividad y se aumenta el sentido de pertenencia. ¿Suena muy atractivo verdad?

Si requiere apoyo en el diseño de estrategia de cultura organizacional, escríbanos a info@cckcentroamerica.com