Por Layla Poveda, COO.

Pasaron los tiempos de los jefes, aquellos que solían dar órdenes y estar únicamente enfocados en las tareas. Hoy se abren camino los líderes, aquellos que escuchan opiniones distintas, facilitan procesos, empoderan y transforman profesionales.

Ya sea como emprendedores, al mando de una compañía o en otros puestos de dirección, un líder debe asegurarse de contar con ciertos rasgos blandos y duros.

Desde 1987 y basados en otras investigaciones, Costa & McCrae definieron un modelo de 5 rasgos duros esenciales y que hoy en día sigue empleándose en el área de la sicología. Por otra parte, según Susan Clancy, Profesora de INCAE, en la III Conferencia Euroamericana de Mujeres líderes, existen rasgos blandos que pueden potenciarse y llevarnos a otros niveles y puestos de dirección.

En CCK promovemos el desarrollo de estos aspectos en nuestra gente, conózcalos usted también y conviértase en un líder exitoso:

“Rasgos duros”

  • Extraversión: Es lo opuesto a una persona introvertida, es decir, hace referencia a un profesional sociable, asertivo en su comunicación, energético y que busca liderazgo.
  • Abierto a experimentar: Explora nuevas ideas, es curioso, creativo e innovador.
  • Estabilidad emocional: Es capaz de manejar el estrés, es optimista, seguro y relajado.
  • Conciencia: Es un profesional trabajador, eficiente, responsable y que reflexiona antes de actuar.
  • “Agradabilidad”: Logra establecer relaciones positivas y cercanas, genera confianza, es altruista, considerado y solidario.

“Rasgos blandos”

  • Necesidad de logro: Se refiere al deseo de alcanzar la excelencia, de hacer las cosas mejor de lo que se han hecho antes. Se entusiasma con los retos.
  • Control: Se siente en control del futuro, usted es el responsable y no fuerzas externas que determinan los resultados.
  • Autonomía: Es capaz de tomar decisiones en ausencia de supervisión. Define objetivos y desarrolla planes de forma independiente.
  • Toma riesgos: Desea desarrollar una idea de negocios aunque la probabilidad de éxito sea insegura. Se siente confortable tomando decisiones en un ambiente incierto. Puede trabajar en un ambiente ambiguo.
  • Confianza en sí mismo: Cree que puede manejar los cambios de la vida, superar obstáculos y alcanzar metas.
  • Perseverancia después del fracaso: Se levanta y sigue.

Si requiere entrenamientos, estrategias de relaciones públicas o mayor información para sus líderes, escríbanos a info@cckcentroamerica.com